Descubre por qué solo querrás ropa de cama de algodón percal a partir de ahora

sabana_cama_algodon_percal_200_hilos_cachemir_rosa_beige_airhome

Cuando te toca renovar la ropa de cama y comienzas con la tarea de buscar las mejores sábanas, te bombardean con tecnicismos que en la mayoría de los casos te suenan a chino. Algodón percal, número de hilos, densidad… Tú solo quieres ropa de cama de calidad a un precio asequible. Pero no sabes por dónde empezar… Y quizá te encuentres en alguna de estas situaciones:  

  • Quieres que las sábanas de los niños aguanten todos los lavados que hagan falta.
  • Buscas una funda nórdica de calidad, y que tenga un diseño que te guste, que se ajuste a tu presupuesto.
  • Te acabas de independizar y quieres demostrarle a tu madre que se puede vivir sin planchar las sábanas.
  • Necesitas una funda nórdica fácil de lavar y resistente porque sabes que tu perro o gato va a pasar ahí tumbado la mayor parte del día.
Sea cual sea tu situación, lo que necesitas está claro: ropa de cama con un tejido resistente, agradable al tacto y a poder ser, transpirable.

Pues bien, te vamos a alegrar el día: todo eso lo vas a encontrar en el algodón percal. Veamos por qué es lo que necesitas y por qué, a partir de ahora, no vas a querer otro tejido.

Tejido resistente gracias a su estructura

 

El algodón percal es un tipo de tejido.

Se refiere a la forma o estructura en la que se entrelazan las fibras de un material concreto, en este caso algodón.

La estructura del percal es la más básica: las fibras se entrecruzan entre sí a lo largo y a lo ancho del tejido alternativamente. Un hilo a lo ancho por un hilo a lo largo, y así sucesivamente.

Suave, fresco y ligero

Aquí hay que tener en cuenta tanto el material como el tejido.

El algodón es un material suave, fresco y ligero, de ahí que sea uno de los más usados en la confección de ropa de cama. La ropa de cama con tejidos 100% algodón tiene muy buena resistencia, no le salen pelusas, se adapta a la temperatura del cuerpo y resulta muy agradable al tacto.

La estructura del percal hace que este tejido sea transpirable y genere una sensación de frescura muy placentera. No es el más suave al tacto pero es muy agradable y gana en resistencia.

Si hablamos de calidades, tenemos que tener en cuenta la fibra, de la que ya hemos hablado, y el número de hilos.

Pero, ¿Qué es eso del número de hilos?

Hace referencia a la densidad, o cantidad de hilos que se cruzan en una pulgada cuadrada del tejido. Se consideran de gama superior los tejidos con más de 180 hilos por pulgada cuadrada.

Por qué es justo lo que necesitas

Como habrás podido ver, el algodón percal es un tejido que tiene todo lo que necesitas, tanto si quieres una ropa de cama que aguante bien los lavados, sea económica, no se arrugue demasiado o sea resistente.

Y además transpirable y agradable al tacto.

Ahora que ya sabes todo lo que necesitas para tomar una buena decisión, la pelota está en tu campo. Nosotros te dejamos alguna idea para que te inspires.

 

sábanas algodon

 

 

Compartir este artículo

Enviar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *