Cómo decorar tu habitación para que perdure en el tiempo

¿Eres de las que reprimes las ganas de decorar tu habitación con todas las ideas que te ha dado Pinterest? ¿O de las que compran revistas de decoración prometiéndote que dedicarás este fin de semana a renovar tu vida?

Pero acabas convenciéndote de que el invierno siguiente volverán a cambiar las tendencias.  

Si estás harta de pasar el mismo proceso cada año, ha llegado el momento de cambiar tu dormitorio.

Tenemos las claves para decorar tu habitación y conseguir:
  • No dejarte el sueldo
  • Hacer desaparecer las ganas de cambiar de funda nórdica cada temporada
  • Sentirte orgullosa de tu dormitorio

Ventajas de apostarlo todo al blanco

sábanas algodon

Como habrás visto en instagram, una de las tendencias más fuertes de este año son los dormitorios en los que predomina el blanco. Si tu habitación sigue esta línea, lo tendrás muy fácil a la hora de decorar. Si no, arriésgate a una reforma más a fondo.

Una inversión a tiempo te evitará gastos innecesarios en el futuro.

Lo mejor de los dormitorios blancos es que te permiten introducir cambios muy pequeños y transformar por completo el estilo de la habitación. Además, combinan con cualquier cosa y transmiten calma y tranquilidad.

Si te apuntas a esta tendencia, tienes dos opciones en lo que a tu cama se refiere.

1- Elige una funda nórdica en blancos procurando que tenga algún elemento que rompa la monotonía como un pequeño estampado o detalles en gris. Añade varios cojines de colores y una colcha o manta que combine con ellos a los pies de la cama y la frialdad aparente del blanco se transformará en claridad.

 

2- Si no te convence tanto blanco, escoge una funda estampada en las tonalidades que más te gusten y da ese toque de vitalidad a la habitación.

Añade varios cojines y una colcha que sigan la misma gama de colores para mantener la unidad.

La calidad lo es todo

Antes de escoger una funda nórdica, debes tener claro que la calidad de los productos es crucial a la hora de invertir en una nueva decoración. Como hemos dicho, una buena inversión a tiempo te ahorrará gastos en un futuro.

Escoge un textil de calidad que perdure en el tiempo y que sea práctico y agradable al tacto. El tejido de algodón percal de 200 hilos, elaborado a partir de 200 hilos de algodón que se cruzan entre sí alternativamente a lo largo y a lo ancho del tejido, es resistente, transpirable y con un tacto natural.

Los tejidos con una densidad de 200 hilos son considerados de gama superior, por lo que una funda nórdica con estas características es la opción ideal en cuanto a relación calidad-precio.

Tu esencia en cada rincón

Otro elemento muy importante a tener en cuenta a la hora de decorar tu habitación es añadir tu toque personal. ¿O quieres un dormitorio que parezca sacado de las páginas de un catálogo?

Marcos con fotos de tu familia y amigos llenando tus estanterías. Cestas o cajitas decorativas llenas de recuerdos de viajes y objetos que te sacan una sonrisa. Velas que desprenden ese olor que te traslada a las noches de verano que pasaste con tus amigas en un apartamento alejadas del mundo.

Cualquier objeto que te represente y que deje claro a cualquiera que cruce la puerta que esa es tu habitación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En este aspecto, la decoración en tonos blancos también juega a tu favor ya que te dan mucha libertad a la hora de decorar. Podrás personalizar tu nuevo dormitorio sin tener que preocuparte por si lo estás recargando o si todo lo que quieres poner combina entre sí. El blanco pasará desapercibido por lo que la sensación de agobio desaparecerá y todo lo que añadas destacará mucho más.

¿El resultado? Una habitación actual, personal y fácil de renovar.

Ahora ya sabes que el blanco es la clave para conseguir el dormitorio de tus sueños; toca ponerse manos a la obra. Aquí te dejamos un poco de material para que te inspires.

 

Compartir este artículo

Enviar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *